La solución para cuidar de sus hijos y recibir ayuda en casa

aupair1Desea mantener a sus hijos al cuidado de alguien pero de una manera única y culturalmente enriquecedora, al mismo tiempo que tener un poco de ayuda en las tareas domésticas?
Contratar a una Au Pair dará a su hogar una dimensión cultural y lingüística privilegiada que le permitirá a sus hijos a abrirse a otras culturas y aprender una lengua extranjera en excelentes condiciones.
Por otro lado, tener una au pair en casa le permitirá tener horarios flexibles a diferencia de otras formas de cuidado de los niños

Confiar a los hijos a un desconocido no es tarea fácil y es por eso que trabajamos con agencias extranjeras que seleccionaron con cuidado a sus candidatos . Además, nuestra agencia de Pau está a su servicio y le acompañará a lo largo de la experiencia.

Qué entendemos por Au Pair?

Jovenes de edad comprendida entre 18 y 30 años que quieran aprender una lengua extranjera y su cultura, y que disfruten cuidando de los niños. Su misión es ayudar a la familia de acogida de 25h a 30h por semana a cambio de alojamiento y comida. La familia de acogida le remunerará con una cantidad semanal de 80 € mínimo.
La Au pair se hará cargo de los niños (levantarlos, llevarlos a la escuela, bañarlos, ordenar sus habitaciones …). La au pair hará una o dos noches de canguro y ayudará en las tareas comunes diarias. Los billetes de avión y los cursos de idiomas, (de un coste aproximado de 6 -10 €/ hora) correrán por su cuenta.

Condiciones de acogida

La mayor parte de las tareas estarán relacionadas con los niños (levantarlos, bañarlos, ordenar sus habitaciones, llevarlos a la escuela …), la au pair también le ayudará en las tareas del hogar (en ningún caso tareas pesadas como preparar la

comida para la familia, hacer las compras para la semana, planchar la ropa de toda la familia, etc.).
Es importante no considerar a la Au pair como empleada doméstica, sino como un miembro más de la familia. A fin de que el intercambio se lleve a cabo con éxito, es importante que la Au pair se sienta bien integradoa en la familia, y que la familia muestre comprensión, tolerancia y una mentalidad abierta. Debe tener en cuenta el hecho de que las Au pairs son jóvenes que tal vez nunca han salido al extranjero y que, por tanto, necesitan un tiempo para adaptarse.

El idioma hablado en el hogar debe ser la lengua materna de la familia de acogida.

Vacaciones, dìas libres

La joven au pair tiene derecho a al menos un fin de semana completo de vacaciones al mes (desde el viernes por la tarde hasta el lunes por la mañana), así como una semana de vacaciones pagadas cada 6 meses. Es habitual llegar a un acuerdo para los días festivos.

Cursos de francés

La familia de acogida preverá un tiempo para que la Au pair asista a cursos de idiomas. El coste del curso serà a cargo de la Au pair y el transporte de la casa al lugar de impartición, será responsabilidad de la familia. En caso de que la Au pair no sea ciudadana de la Unión Europea, estará obligada a seguir cursos de francés un mínimo de 10 horas semanales, salvo para estancias inferiores a 3 meses de duración.

Procedimiento administrativo

Para Au pairs no procedentes de la Unión Europea, uno de los primeros pasos que la familia debe seguir será inscribir a la Au pair en cursos de francés de un mínimo de 10 horas a la semana para así poder obtener su licencia de trabajo (excepto para estancias de corta duración); la Au pair deberá estar declarada en las instituciones francesas DIRRECTE, CPAM, URSSAF (conlleva un coste medio de 200 € al mes) y por ultimo se le debería contratar un seguro privado especial para accidentes, enfermedad, responsabilidad civil… (24 € a 46 € al mes).
Para ciudadanos no comunitarios, deberán obtener una visa. Para ello, la familia deberá enviar a la futura Au pair el certificado de inscripción en los cursos de francés y el acuerdo de contratación emitida por la DIRRECTE.